¿Es bueno aplicar frío tras un golpe?

En ocasiones, ya sea a través de algún medio de comunicación, o en la vida misma, hemos visto cómo, cuando alguien sufre alguna caída o golpe en el cuerpo, inmediatamente lo que se hace es coger hielo para aliviar el dolor. Pero, ¿es esta práctica recomendable? Existe un dilema, debate y confusión acerca de cuándo es necesario aplicar efecto calor o efecto frío en este tipo de situaciones.

Algunos expertos fisioterapeutas de Madrid y otras ciudades culmen de la medicina han querido aclarar este tema para determinar en qué ocasiones es conveniente su uso, y cómo aplicarlo correctamente. Es importante, lo primero de todo, establecer que el hielo y el frío debe ser utilizado inmediatamente después de haber sufrido el golpe o traumatismo. Explicamos por qué.

Por qué aplicar frío en un golpe y cómo hacerlo

Técnicamente, sin entrar en mucho detalle médico, lo que genera la aplicación del frío es una contracción de los vasos sanguíneos. De esta forma se reducen las inflaciones sufridas por cualquier tipo de golpe, o torsión. También, gracias al uso de frío en los traumatismos se consigue relajar la musculatura, e incluso reducir la sensación de dolor que suele aparecer cuando suceden estos percances.

Ahora bien, ¿cómo aplicar correctamente frío en las zonas dañadas? Tal y como hemos comentado, tanto el hielo, como cualquier otro sistema de frío (normalmente se utiliza hielo ya que es lo que se tiene más a mano), debe ser aplicado nada más sufrir el traumatismo. Así se minimizará la inflamación y el dolor.

Cómo aplicarlo

Para aplicar el hielo hay que hacerlo por intervalos de unos 10 minutos para cada hora. No es necesario tener la bolsa de hielo todo el tiempo pegada al músculo dañado. Además, no se debe aplicar directamente sobre la piel, sino que hay que utilizar alguna bolsa o tejido que se coloque entremedio para evitar un contacto directo.

Después de esta práctica, no quiere decir que con el hielo sea suficiente, sino que es una acción útil para aliviar. Pero será necesario acudir a un fisioterapeuta o personal médico para valorar el alcance de la lesión.

El bienestar de sentirse cómoda y segura

Si de algo estamos seguros hoy en día es que es importante ser uno mismo, disfrutar con lo que uno hace y sentirse realizado. Aunque es cierto que en muchas ocasiones nos podemos llegar a sentir algo atados a un trabajo, a cierta gente, a un lugar, tradición, cultura o cualquier tipo de exigencia o moral. Puede ser que algunas de estas sean necesarias, pero es más normal seguir las indicaciones de uno mismo, de cómo llegar a sentirse bien, sin que esto perjudique a nadie de los que están alrededor.

El mundo de la moda

Un ejemplo claro lo encontrarnos en el mundo de la moda. No siempre elegimos la ropa más cómoda simplemente por el hecho de vernos mejor en el espejo. Cuando lo que debería primar es la comodidad ante todo. Esto también tiene un aspecto clave en la seguridad de cada uno, de cómo sentirse integrado en la moda, o sociedad, o por qué reaccionamos ante ciertos estímulos relacionados con las tendencias.

Todo esto genera en ocasiones estrés. Estrés por sentirse de acuerdo a una estética unitaria, cuando simplemente nuestras intenciones nos piden otra cosa. Una colección, por ejemplo, de ropa con tejidos naturales, ética y alternativa. Algo diferente, que aúne comodidad y estética colorida, o simplemente algo que te llame la atención.

Cómo alcanzar un bienestar sólido

El bienestar también está relacionado con el entorno, los ambientes, el clima. Algo de lo que también se puede participar usando ciertos olores e impactos visuales atractivos que ejerciten la mente, o simplemente la relajen, como las esencias, la música o el arte. Si se logra esa conexión de relajación y comodidad entre mente y cuerpo, es posible alcanzar unas sensaciones capaces de reducir el nivel de estrés.

Es un proceso continuado. Primero para conocerse a uno mismo, y luego para saber qué prioridades hay en la vida y cómo tomar decisiones. Y mientras tanto, momentos de desconexión, de concentración en el presente, y de saber que el momento es lo más importante a cada segundo que pasa.

Simplemente esto es una recopilación de consejos que puede que te sirvan. Pero cada persona es un mundo y tiene su propio camino y manera de enfrentarse a los momentos que vive.

Ventajas para la salud del carbón vegetal para cocinar

Esta vez vamos a hablar de cocina. Y de cómo algunas elecciones a la hora de cocinar son mucho más ventajosas para la salud nuestra propia, e incluso para el ecosistema. En este caso ponemos el foco de atención, no precisamente en el alimento en sí que se ha comprado para cocinar, sino en la manera y combustible que se ha de emplear: el carbón vegetal para cocinar.

Qué es el carbón vegetal

Hablamos de este tipo de carbón como un combustible que se obtiene al calentar a gran temperatura materiales vegetales como la madera. Es un producto sólido donde casi el 100% es carbón puro, por lo que no se añaden aditivos ni otro tipo de sustancias. ¿Esto en qué beneficia? Sobre todo para no confluyan olores que puedan tapar el gusto de la comida que está siendo cocinada en una barbacoa, por ejemplo, con este tipo de carbón.

Beneficios de cocinar con ella

Una de las principales recomendaciones por las que se suele acudir a esta alternativa de carbón vegetal es porque es beneficioso para la salud. Desde hace tiempo siempre se ha recetado este tipo de carbón activado para diferentes dolencias relacionadas con la salud. No obstante, en lo que quería destacar en este artículo es en la gran capacidad de este carbón para ser utilizado como fuente de calor principal para el cocinado de alimentos.

Primero porque gracias a él se puede cocinar sin que se impregne de otros olores la comida. También cabe mencionar que no libera toxinas al ambiente, por lo que también es respetuoso con su medio. Es una opción recomendable que, aparte de su gran potencial calorífico, es fácil de usar y controlar ya que prende rápido y es mucho más duradero que otro tipo de componentes. Notarás un gran cambio, para bien, del paso del uso de carbón para quemar normal y el carbón vegetal.

De qué manera pueden aparecer dolores musculares y cómo prevenirlos

¿Quién no ha sufrido algún dolor en la musculatura a lo largo de su vida? Todos y cada uno de nosotros nos hemos levantado con ligeras molestias, o nos ha incomodado hacer algún movimiento y no sabemos a qué puede deberse. En realidad es algo normal. Nuestro cuerpo es una herramienta más y depende cómo le hagamos funcionar y a cuánto le sometamos responderá de una forma u otra, y en ocasiones esta respuesta equivale a un dolor en una parte del cuerpo. Ahora bien, ¿cómo prevenir los dolores musculares? Y, sobre todo, ¿por qué aparecen la mayoría de las veces?

Cómo suelen aparecer las molestias musculares

Para responder a esta pregunta, en verdad, hace falta enredarse en múltiples supuestos. Ya que son muchas, y muy variadas, las situaciones que pueden derivar en molestias ocasionales, o en dolores que se prolonguen por más tiempo.

Los más habituales tienen que ver con un exceso de esfuerzo en algún ejercicio de intensidad. Bien sea porque estamos forzando demasiado al músculo, o porque alguien ha vuelto a hacer deporte después de mucho tiempo a una intensidad no moderada, o simplemente porque no se han realizado ejercicios de calentamientos previos y posteriores al ejercicio. De este modo aparecen las incómodas agujetas que, en alguna ocasión, puede incurrir en algo más graves.

Sin embargo, la lista se amplía. Ya que otras de las causas posibles de estos dolores también son los trabajos donde se requiere mucha dedicación. El estrés y la fatiga también pueden ser causantes. Al igual que un mal gesto, o una mala postura de la que no nos demos cuenta.

La deshidratación, o el inicio de alguna enfermedad o gripe también tienen sintomatologías en las que intervienen dolores en el cuerpo.

Cómo prevenirlos

Para prevenir un dolor muscular no hay una receta. Lo que sí se debería hacer es que, si el dolor persiste, lo recomendable es acudir a centros médicos o a fisioterapeutas profesionales que te atenderán y podrán valorar y hacerte un diagnóstico.

Cómo reducir el estrés con cuencos tibetanos y campanas

El estrés es sin duda una de las sensaciones más comunes y que más a la orden del día está, lamentablemente. Estamos sometidos a mucha presión, sobre todo en el entorno laboral, y es algo que preocupa a muchas personas que lo padecen. El estrés controlado se puede llevar, pero en ocasiones este puede derivar en otras enfermedades más graves. Es por eso que siempre se recomienda intentar reducir estos niveles de estrés para poder disfrutar de unas condiciones de salud mucho más placenteras y menos agobiantes. Algo que no es fácil, pero posible teniendo en cuenta diferentes actividades y consejos creados para ello.

Cada persona es un mundo

Cada persona es inigualable e inimitable, y tanto su físico como sus sentimientos e interior no se pueden replicar. De ahí que existan tantas aficiones, hobbies, formas de vida, conciencia social y estímulos diferentes que llamen la atención de unos u otros. Estos condicionantes también le sirven a cualquier persona para conocerse a sí mismo y valorar qué es lo que le hace feliz o le ayuda a concentrarse, relajarse, excitarse o dormir.

Desde viajar, bailar, cantar, hacer deporte, escuchar música, tomar algo con amigos, o incluso con terapia o el uso de instrumentos como los cuencos o campanas tibetanas. Sí, eso es, este tipo de instrumentos poseen una gran carga de energía que muchos conciben y aprovechan para alcanzar la relajación.

Romper con el estado de desequilibrio

Cuando se está estresado/a lo que pasa es que están en un estado de desequilibrio constante. Para ello, muchas veces tan solo hace falta dejar la mente en blanco, evitar preocupaciones y alimentar el cerebro con algún sonido regular como el que puede emerger al usar estas campanas y cuencos del Tibet. Todo tiene su ritmo, su tiempo y su manera de asimilar. Este tipo de artilugios milenarios suelen usarse en sesiones de meditación o yoga, también muy recomendables para estas ocasiones.

Sillas salvaescaleras: Mecanismos para mejorar la calidad de vida

Uno no sabe nunca lo que le deparará la vida. Ni al nacer, ni con el paso de los años. De ahí que se preste mucha atención a todos los avances en el campo de la ciencia, la investigación, el desarrollo y la aplicación y diseño de mecanismos que ayuden a cualquier persona en su vida diaria. Uno de estos aparatos son los modelos de sillas para subir las escaleras de casa o de cualquier edificio.

Para qué sirven y quiénes las pueden usar

Es posible ver estas sillas especiales ya en una gran mayoría de comunidades, bloques de edificios o entidades públicas. En parte porque favorecen y facilitan el que muchas personas puedan acceder dentro de una zona con escaleras. Unas barreras que es posible superar de forma rápida y simple con este tipo de mecanismos. Unas sillas que se instalan sin ningún tipo de problema en cualquier escalera, no importa cómo esté construida, ya que es posible ajustarlas a su diseño.

¿Qué personas pueden beneficiarse de esta clase de servicios? Sin lugar a dudas, muchas. Ya que bien sea por problemas de movilidad desde el nacimiento, por una paraplejia, un accidente, o como consecuencia de la avanzada edad, la movilidad puede verse perjudicada y reducida. Es en estos casos cuando soluciones de este tipo suponen una gran oportunidad para estas personas. Todo para favorecer una adaptabilidad al entorno mucho más eficiente y para conseguir una calidad de vida mayor.

Dónde se pueden ver

Tal y como hemos comentado, son muy comunes ya en zonas residenciales, comunidades y bloques de pisos para que todo el mundo pueda acceder a sus hogares. También, si acudes a un restaurante, institución público, o zona privada es posible usar este tipo de sillas para subir escaleras. Nunca se sabe cuándo se va a tener que utilizar un servicio así, por eso siempre se agradece tener, aunque sea, la oportunidad de tenerlo para que aquellas personas que verdaderamente lo necesitan puedan utilizarlo en cualquier momento

Aprovechar el verano para relajar y ejercitar el cuerpo

Con la llegada de la época estival muchas son las personas que dejan de hacer ejercicio. Pero en verdad vacaciones no es sinónimo de no hacer nada. No puede servir de excusa para no ejercitar el cuerpo solo por el mero hecho de estar en esos días de vacaciones o porque haga calor. Así que vamos a proponer una recomendación para hacer ejercicio, suave, pero efectivo durante los meses de verano. Vamos a hablar del pilates para relajar y ejercitar el cuerpo en verano.

El pilates es conocido por la mayoría por ser un ejercicio que permite fortalecer todo el cuerpo. No requiere de máquinas ni de una gran preparación, por lo que es perfecto para mantener el cuerpo ocupado durante el verano. Las clases de pilates están preparadas para ayudar a trabajar todos los músculos del cuerpo con movimientos suaves pero que a la larga son realmente beneficiosos para mejorar tanto la fuerza como la elasticidad y flexibilidad del mismo.

Además, aprovechando los meses de verano se puede perfectamente practicar ejercicios de pilates al aire libre, incluso en la playa. ¡Qué mejor forma para hacerlo! De ahí que puedas combinar ejercicios al aire libre con una esterilla o usando elementos como balones pero en un ambiente totalmente abierto.

Dónde practicar pilates

No obstante, para los que se queden las vacaciones, o los días que tengan que currar en la ciudad, Madrid por ejemplo, siempre están disponibles los centros de fisioterapia o gimnasios especializados para poder acudir a clases de pilates en Madrid a distinas horas. Es cuestión de ajustar los horarios para no perder de vista que, aparte de la mente, el cuerpo es uno de nuestros mayores valores y también hay que cuidarlo y darle trabajo para que no se acomode. Como recomendación te digo que no esperes hasta final del verano para volver a engancharte al ejercicio, y si nunca has probado el pilates… seguro que repites cuando lo hagas.

 

Por qué relajarse con esencias en casa

Nuestra casa, lo que llamamos hogar, es ese sitio mágico donde nos sentimos liberados, cómodos, seguros, y donde buscamos la relajación y el descanso. Esto podría ser una buena definición de lo que significa estar en casa. No obstante, hay veces en las que necesitamos una ayuda extra para lograr esa relajación tan ansiada tras un día de mucho trabajo o ajetreo. Es aquí donde entran en juego las esencias para relajarse.

¿Qué son las esencias naturales?

Las esencias naturales son extractos que puedes encontrar en tiendas especializadas como las herboristerías. Son extractos concentrados de plantas naturales. Unas plantas con beneficios para nuestra salud y que muchas veces son de gran ayuda para combatir el estrés y conseguir una relajación continua.

¿Has probado la aromaterapia?

Para los que no os suene qué es la aromaterapia es precisamente esto mismo. El uso de aceites esenciales y extractos naturales y vegetales para usos medicinales. Las plantas, flores y las hierbas poseen componentes naturales capaces de alcanzar un cierto bienestar físico y psicológico. Son conocidas como terapias naturales y pese a lo que muchos puedan pensar, son capaces de generar un estímulo.

Esto es lo que es bueno aprovechar, sobre todo en ambientes que incitan a la relajación más profunda como es la casa de cada uno.

Además, existen una gran variedad de olores diferentes, cada uno con sus propiedades propias. Asimismo, puedes adquirir esencias para relajarte de lavanda, limón, bergamota, jazmín, eucalipto, naranja…

¿Qué puedes conseguir con esto? Desde calmar el estrés, ayudarte a relajarte, favorecer el sueño, conseguir un clima mucho menos seco, en el caso de usar estos aceites con un humidificador, y hacer la función también de ambientador. Sobre todo huelen bien y crean una atmósfera tranquila tanto para ti como para tus visitas.

Cómo mejorar el cuerpo con la cirugía plástica

La cirugía plástica ha abierto un gran camino para que muchas personas puedan dar el paso y conseguir un aspecto con el que se sientan más cómodos. Seguro que hay muchos detractores de estas técnicas, pero también hay que comprender que gracia a la medicina estética y a la cirugía plástica, muchas personas han podido acabar con ciertos estigmas, complejos o traumas que les impedían ser como ellos querían.

No diré que invite a todo el mundo a pasar por un quirófano y someterse a cualquier operación estética y de belleza, no. Pero si se puede tomar como una opción muy a tener en cuenta, y lo más probable que definitoria, para que personas con una autoestima baja o que simplemente quieren mejorar alguna parte de su cuerpo puedan hacerlo de una manera más directa y posible.

Los avances en cirugía plástica

Y es que los avances tecnológicos y la formación en este tipo de disciplinas estéticas posibilita que cada año puedan superarse los medios y mejorar esta práctica a nivel mundial. En España existen diversas clínicas especializadas de gran nivel a las que poder acudir para pedir asesoramiento.

De entre los servicios principales y tratamientos de cirugía plástica se encuentran algunos como el retoque de pechos. Tanto el aumento, la reducción, la elevación de las mamas, o incluso la corrección de la asimetría que a muchas mujeres causa complejos. Aparte de los pechos, la cirugía también está aplicada en otra serie de casos para reducir y eliminar el exceso de grasa de pacientes que muestran un nivel de sobrepeso.

Fuera de estos rangos de acción, para tratamientos más centrados en la estética y el rostro destacan algunos como la osteopatía, también conocida como la cirugía de las orejas, para corregir cualquier desproporción o mejorar su forma. Así como la cirugía de los párpados para conseguir una apariencia más joven.

La verdadera dieta para perder peso 100% eficaz

A vistas de que llegue el calor y se asiente en la península, nunca está de más comenzar con rutinas saludables para perder peso. No vamos a hablar de dietas milagrosas ni tratamientos únicos o de operaciones para reducir drásticamente de peso. La mejor dieta para conseguir llegar al peso ideal no es otra que seguir unos buenos hábitos.

Sí, es algo muy típico, y sí, es muy costoso en cuanto a esfuerzo. Pero para ello existen nutricionistas y médicos o equipos de fisioterapeutas que se encargan de crear dietas profesionales para perder peso y de forma personalizada a cada caso.

Perder peso conlleva esfuerzo

Todo tiene su punto de partida, y en este caso va relacionado con la voluntad de cada uno. No hace falta tener un sobrepeso evidente para querer dar este cambio. Ya que cualquiera que quiera un cambio en su vida, con una perspectiva más saludable, puede pedir consejo para iniciar este proceso.

¿Qué hay que hacer al principio? Lo que debe hacer la persona encargada en ayudarte a comenzar una dieta eficaz es un análisis. Cada persona es distinta una de otra. Cada uno de nosotros tenemos un índice de grasa que varía a lo largo de nuestra vida en función de nuestros excesos. Lo que hay que hacer es establecer el punto de partida para poder, con este, determinar cuál es el camino a seguir. Una vez recorrido parte del camino se puede esclarecer y ver cómo va respondiendo el cuerpo a estos cambios de hábitos.

No existen las dietas milagro

Como hemos dicho, las dietas milagro no existen. Por eso yo soy de esas personas que confía en los procedimientos más lentos, pero seguros. Dietas con un consumo inferior de calorías, ejercicio y una variedad de alimentos saludables. Una triada realmente exitosa y que forma parte de una dieta 10 para llegar al buen tiempo con un cuerpo 10. Ahora bien, ¿cuánto estás dispuesto a trabajar para conseguir este objetivo?