¿Por qué es recomendable practicar Pilates?

Desde hace años es bien sabido que practicar el método Pilates aporta muchos beneficios para la salud ya que se ponen en movimiento todos los músculos del cuerpo. Esta actividad ha sido el gran descubrimiento del siglo XXI y para muchos se ha convertido en un estilo de vida ya que ayuda a liberar estrés y ansiedad y trabaja en conjunto los músculos para tonificar el cuerpo y lucir una figura envidiable.

La disciplina del Pilates se ha convertido en una de las grandes demandadas en centros deportivos y gimnasios, sin embargo, no hay que confundir el Pilates que imparten los monitores de deporte general con las clases que realizan los fisioterapeutas colegiados.

De hecho, cada vez en más centros de fisioterapia se imparten clases de Pilates como, por ejemplo, en el Centro Pilates Madrid. Una clase dirigida por un profesional sanitario permite:

1.- Fortalecer la musculatura, en especial, la espalda, cuello y abdomen.

2.- Favorece a la flexibilidad de las articulaciones y movimientos.

3.- Corrige las malas posturas que son las que provocan, en muchas ocasiones, dolores de espalda, cabeza o cuello.

  1. Ayuda a mantener un estado de bienestar relajado, tranquilo y calmado. Evitando la aparición de exceso de nervios, estrés o ansiedad.
  2. Genera una mayor capacidad de concentración.
  3. Ayuda a la correcta respiración.

Además entre los beneficios del método Pilates es que cualquier persona puede practicar esta actividad ya que es una disciplina de bajo impacto, por lo tanto, está recomendada tanto para adultos, jóvenes, deportistas o mujeres embarazadas. Eso sí, como ya he mencionado antes no es lo mismo acudir a un centro especializado en Pilates donde la persona que dirija las clases sea un profesional fisioterapeuta que dejarse guiar por todos los consejos de un monitor de gimnasio que tan pronto da una clase de spinning o body combat como de Pilates. Aunque sea muy bueno en su trabajo, los conocimientos no son los mismos que los de un fisioterapeuta.

Desde aquí os animo a practicar Pilates, ya veréis como en unos meses empezáis a notar fuerza física y mental, mayor resistencia y, sobre todo, os sentís mejor a nivel de dolores de espalda, cuello, cabeza o articulaciones.