Cómo acabar con la alopecia gracias al trasplante capilar

A lo largo del tiempo una de las preocupaciones más comunes conforme se van cumpliendo años es la pérdida de cabello. Ya sea por una alopecia hereditaria o por la caída del pelo por otras causas, se trata de un tema que todavía crea complejos y del que ya se puede poner solución desde hace un tiempo. Los trasplantes capilares se presentan, en las clínicas de estética profesionales, como una oportunidad para acabar con este problema que padecen tanto hombres como mujeres en nuestra sociedad.

La causa por la que se cae el pelo atiende a diferentes razones. Puede ser por cuestiones genéticas, por la edad avanzada, o simplemente por cambios hormonales que experimenta el cuerpo.

¿Es realmente efectivo el trasplante capilar?

Se trata de un procedimiento de gran calado y realmente efectivo, sí, aunque requiere de un coste importante. Se pueden realizar trasplantes de pelo tanto en la zona de la cabeza o incluso en las cejas si fuera necesario. Ahora bien, ¿en qué se basa esta operación? Son micro injertos los que se realizan en las zonas donde se quiere repoblar de pelo.

Se trasladan e injertan los denominados folículos pilosos, que son la parte de la piel que contiene varios pelos que crecen.  De este modo se van injertando estos folículos en las zonas sin pelo para conseguir que vayan creciendo y tapando la zona. Para ello se extrae parte del cuero cabelludo de las zonas donde todavía siguen habiendo pelo, que suele ser en las nucas, para ir trasladándolas a las partes donde hacen más falta.

Existen diversas técnicas para conseguir repoblar el cuello cabelludo como la técnica FUSS (para repoblar grandes áreas de pelo cogiendo una tira de piel), la técnicas FUE (más milimétrica y precisa que requiere de un trabajo más laborioso ya que se va uno a uno) o la técnica BHT (en la que se toman folículos de pelo de otras partes del cuerpo que no son la cabeza).

 



Estos son los 5 grandes beneficios del pilates

A muchos no le sorprenderán las ventajas que existen de practicar pilates con asiduidad, pero quizás no sepáis exactamente cuáles son sus principales beneficios y en que puede ayudarnos a mantenernos más sanos y con mayor vitalidad. Las clases de pilates son una elección positiva para todo tipo de personas dispuestas a sentirse mejor consigo mismas. Con la acumulación de varias sesiones a lo largo de un tiempo observarás como tu cuerpo responde mejor a ciertas situaciones donde antes posiblemente costara más reaccionar.

No son pocas las ventajas de practicar pilates, además, su técnica se ha extendido tanto que ahora se puede practicar pilates en Madrid, o cualquier ciudad de la península sin ningún tipo de problema, eso sí, siempre guiadas por profesionales. Esta tipo de ejercicios están diseñados para tonificar el cuerpo de todo tipo de personas, sin importar la edad ni la complexión física. Lo importante es adecuar las clases por niveles y, según esta clasificación, orientar los ejercicios.

5 Beneficios del pilates

Ahora que ya tenemos más claro las principales características que conforman los ejercicios de pilates. Vamos a resaltar algunos de los principales beneficios.

Ayuda a conseguir una mejor postura

Si realizas un trabajo sedentario o en casa estás acostumbrado a tener una postura para nada adecuada a la columna, con ejercicios precisos puedes acostumbrar tu cuerpo a mantener una postura correcta y poder aplicarla a los distintos ámbitos de la vida.

Fortalece el equilibrio

Ayuda a conseguir mantener un equilibrio constante y fortalecerlo con la práctica continuada.

Aumenta la flexibilidad

Al igual que el equilibrio, la ejecución de ejercicios en pilates es propicia para aumentar el nivel de flexibildiad del cuerpo y evitar, de este modo, agarrotamientos.

Alivia algunos dolores musculares

Al estar dando vitalidad al cuerpo y ejercitando los músculos de cuerpo de forma poco invasiva, de esta forma se consiguen aliviar dolores que puedan surgir por el paso de la edad o por alguna mala postura.

Previene lesiones

No solo el pilates alivia dolores, también puede lograr prevenir lesiones ya que acondiciona el cuerpo para la realización de deporte y ejercicios. De este modo, un cuerpo más fortalecido, también es más resistente y capaz de soportar mayores esfuerzos.